No me salvo

mujer lobo
(Al leer no me Salvo…. de Benedetti)

¡No! ¡Yo no me salvo! ni por ti, ni por mí, ni por nada
Aunque hoy beso el suelo y bajo los brazos…
Y parezco inmóvil… estoy disfrazada
Para conservarte y para conservarnos
Como tú bien sabes yo siempre he volado
¿Y que por un tiempo quise descender?
Sabes que mi nave nunca se ha estancado

Sé que me lo dices pues me has visto triste
Que eres mi testigo, mi más grande amor
Y que más que nadie sabes mis dolencias
Sabes mis guaridas, hueles mi temor

Y mejor que nadie sabes qué me duele
Que en cincuenta días mil veces callé
Sientes mi apatía, ves cómo me aparto
Buscando la calma, evadiendo todo
Dudando el momento, temblando la mano
Doliéndome el eco de los pensamientos
Cerrando los ojos y los sufrimientos
No escuchando nada para no sentir
Cerrando los labios pensando en huir
Atando los juicios, matando la furia
Durmiendo sin sueño y llena de dudas
Y que a tus llamados ya nunca acudí

Seguir leyendo “No me salvo”