ἀφασία

Afasia
A quien se lo diré, que no lo cuente.
¿Con quién compartir las palabras dolientes, frías, vividas, desafiantes, temblorosas, nerviosas o valientes?

Ya no partiré a la luna a buscarte, me quedaré en casa para encontrarme. Mirando desde dentro la lluvia silenciosa y distante, aun así encontraré lo que busco

¿No has pensado quizás nací para doler? Se que no piensas eso cuando me desbordo sobre tus muslos, cuando saco el agua de los pozos distantes y la camino por kilómetros, cuando danzo con mis velos y castañuelas, cuando me anticipo a tus pasos

Todos se alejarán porque no pretendo interpretar más los oráculos

Camino en un bosque de conocimientos que me señalan direcciones opuestas y convergentes, la otra noche me lo reprochaste y es uno de los puñales que me siguen haciendo sangrar hasta hoy. Junto con los otros 4. Nada tiene sentido, ni aquí ni allá. Sólo donde estoy mirando la lluvia caer.

Y observo salir del cuerno poemas paridos consecutivamente, nimiedades que se consumen nuestros días, nimiedades que consumen todos, inútiles… como todo lo inservible que grita el capataz de la tienda. Me sigo resolviendo con estas frases, borrando y agregando letras.

Juego a ser dios, el dios que todos veneran. Igual que él destruyo a quien se me antoja y lanzo castigos y juicios irracionales y aleatorios. ¿Será que por eso me venerarán y me buscan a su conveniencia?

Soy diosa y ahora hablaré mientras pueda

Quizás en 20 siglos logre comprender estas palabras que hoy estoy pariendo
¿Por qué si no lo hago yo…? ¿Qué espero cuando las disparo hacia ti que no ves más que el famoso espejo negro?

Hey! ¿Ya lo viste? Están listas las piezas del ajedrez
¿Juegas?
Al posible vencedor le vendaron los ojos.

Hey!… Oye… ¿tiraron las piezas del ajedrez? ¡Por favor, dime que lo notaste!

… Ahora entiendo, olvidaba tu vendaje

La gente que estaba ahí no quiso escuchar las advertencias, siguieron ensordecidos por el ruido de las bestias mientras otra bestia los embestía
Las otras me tejen un vestido transparente
Por enésima vez, mi madre esta muerta, mi padre salió a recuperar el tiempo perdido

¡Y si!, las lagrimas me visten una vez más, pero siendo poetas… sabrás, escribimos de aquello que nos engulle el alma. Eso es mi poesía, hasta que nos morimos de la imposibilidad de hablar. Afasia.

Paloma Domitsú/ Martha Vargas
Catarsis Mexicana

Desconfianza

desconfianza

Cuando no eres magia, ¡eres un dolor tan profundo!

Veo el oasis desdibujarse, ¿era un espejismo? Tengo la sensación de haber estado ahí, bebiendo de su agua, disfrutando su sombra. Me aferro con estas palabras a la promesa de eternidad que me regalaste envuelta en sudor y piel, en almas profundas que ágilmente hoy se han escapado adheridas a las farsas de los periódicos.

Sigo creando mundos misteriosos para escaparme de las realidades que duelen, que asustan, incomprensibles, huyendo cobardemente del sin sentido.
¿Sabes? Han venido a buscarme aquí… si, entre los laberintos de metáforas a los que escapo infatigablemente.

Realmente, no tengo la certeza de entender quien realmente quiere estar aquí y eso me asusta, tratar de explicar esta sensación profunda de saber que sé lo que sé desde antes de que fuera.

Ya no sé si quiero asumirme como creadora de esta realidad que me han dicho sostengo, haciéndome responsable de todo lo percibido, o prefiero seguir inventando estos cuentos que sustituyen a Dios.

Quiero encontrar una manera de regresar a la inocencia que hace crear, que me haga creer, encontrar el camino.

Quizás este momento que se avecina, sea el destino ineludible de la muerte que todos tenemos inscrito en nuestra frente y que, por eso, sólo somos capaces de ver en los demás… nunca en nosotros.

Por más pétalos de rosas que dejemos secando en un absurdo intento de eternizarlos… terminarán siendo polvo, o nada, como cada mínima escena de nuestra existencia. Sin embargo, yo los cuido devotamente cada día poniéndolos al sol, simplemente… porque son bellos, seguramente mi muestra de desconfianza.

Paloma Domitsú (Martha Vargas)
Anécdota Mexicana
2019

Imagen Propia.

Llegaste

Llegaste

Llegaste… simplemente llegaste
Desafiando cada norma
Cuando la noche caía y las palabras dolientes
Empiezan a tomar forma

Llegaste, tan tambaleante, tan presente, tan constante
A abrazar mi soledad que ya te estaba esperando
A pedirme que te amara, tan solo a tomar mi mano.

Seguir leyendo “Llegaste”

MALA EDUCACION

Mala educacion

A mí no me va a educar tu metodología engañosa
No cambiará mis palabras, mis pensamientos, mi piel

No termino de entender tus palabras sudorosas
Pidiéndome que se frenen los instintos de mi ser
Mi ser que tiembla por dentro y por fuera se revela
Aunque el sistema que expresas, con tus palabras perfectas
Pretenda todo domar… a mi no me van las reglas

No cambiaría las palabras, ni su orden ni sentido
No vendería mis sentires por unas cuantas monedas
No dejaría que los miedos que pretendes infundirme
Apaguen todo este fuego y me roben los motivos

¿Tú pretendes con engaños sobornar a aquel traidor?
Yo te lo digo muy claro, el que sabe lo que quiere
¡ No revirará su nave, no venderá su timón ¡

Y si mis palabras claras, contundentes, desafiantes
Si mis vestimentas libres y mi pelo delirante
Te parecen un estorbo, una barrera a tus planes
No reeducarás mis formas, ni mis besos, ni mis frases
Para mi ni mis modales, o mis guerras declaradas
Ni mis congruentes acciones, mis planes alucinantes
Tienen sitio en tu cabeza, en tus guerras tan banales

No dejaré que el sistema sea el que dicte las cartas
Que leerán los que tu sigues, que serán las aceptadas
Validadas por aquellos que nos tienen gobernadas

Yo me elevaré libre… en la piel y en los momentos
Mis nervios sienten el frío, y también sienten el viento
Y si educarme tú quieres con los motivos perfectos
De una vez hoy te lo digo, ¡Yo no sigo reglamentos!

Martha Vargas y/o Paloma Domitsú

Imagen: https://pixabay.com/es/graffiti-mural-arte-callejero-508272/

SOLO TEN CALMA

Ten calma
Cuando camines sin rumbo y con la mirada vaga,
Las manos en los bolsillos y la boca sin palabras.
Cuando todo lo que hagas, no tenga ningún sentido
Sientas cansancio en tu cuerpo y dentro, en el alma, frío…

Cuando las cosas que hagas sean las que tu no quieres
Y sin motivo ninguno busques lo que no tienes.
Si tu boca está sonriendo, y a tu alma ves llorar
¡Si tu mirada perdida ya no encuentra que mirar!

Ve seguro, no te canses… ¡La luz muy pronto vendrá!
¡No desesperes! Camina firme
Y en cada paso que vas a dar, deja el vacío, deja la duda,
ve allá y trasciende … ¡ya no hay motivos para callar!

Grítalo fuerte, con esa rabia que hoy escondes dentro de tu alma
¡Todo lo puedes, tu ten valor!
¡Todo lo puedes!… sólo ten calma.


Martha Vargas y/o Paloma Domistú

Sociedad

Sociedad

De este mundo plagado de mentiras
Y tan lleno de vanas realidades
Estoy harta y cansada hasta el delirio
Y me muero por morir a sus frialdades

Cansada de tanto buscar sin razón
Realidades más que pretensiones
Un motivo real para llorar
Libertades en vez de prisiones

Seguir leyendo “Sociedad”