Los cuentos que te cuento

Arbol
Los cuentos que te cuento

 
Cambié la poesía por los cuentos que te cuento. Hoy no escribo nada, cambié el papel por el viento… Le imploro que acompañe mis palabras cuando te las canto; que las conduzcan esos dos centímetros que separan mi boca de tus oídos, que te las entregue aun cálidas, sinceras, apasionadas y mentirosas.

Aun no sé cuánto tiempo seguiré entrelazando exhalaciones y pensamientos. Ya no sé cuántas y cuales historias te he suspirado, cuantas me has implorado tener; sé que todas han nacido de la humedad de tu abrazo, de tu fuerza y tu súplica.

Todas son verdad aunque no lo sean. Todas se me deslizan del corazón a la boca ansiando ser tuyas, así como lo soy yo, desde el corazón hacia la piel.

A veces pienso que son más sinceras que cualquier cosa que haya escrito, porque sé, que esos cuentos que te cuento, que esas palabras que te entrego con mi aliento, nadie más que tú y yo las beberemos. Y tan pronto nacen se mueren, nadie más las conocerá, nadie las juzgará… en ellas no necesito fingir, ni jugar a ser perfecta.

Sólo soñar, crear, ser.

Tú, eres para mí el día después que soñé vivir, lo que fluye, lo que es, lo que se suelta.

Somos los cuentos que te cuento.

Seremos para siempre esta historia sin fe de erratas.

Eres tú mi mejor poema y soy yo, para siempre tuya.