Silencio por favor 

Te lo aseguro, se calma, …. todo mejora
parece broma pero es verdad
y el horizonte parece recta,
un vil destino… un espejismo
pero de lejos no existirá

Un arco tenue sin un principio
como tampoco tiene final

Todo es un sueño, una gran obra
que tu has escrito un tiempo atrás
y sin saberlo y sin planearlo
la has decidido representar.

Sigue leyendo Silencio por favor 

NUEVOS SOLES

Aquí estoy…

Estructurando el conflicto con que alimento mis hienas
que se burlan sin parar de este… mi eterno dilema
sí fui yo quien te soñó o tú quién me imaginaste.

Enfrentando el sufrimiento de la duda que atormenta
¿Qué fue lo que te faltó que sola aquí me dejaste?

Obedeciendo sumisa al verdugo que me exige
enseñar lo que no sé pero que intento entender.
Alimentando demonios astutos que me apresuran
me urgen que desordene lo que he forzado a encajar.

Sigue leyendo NUEVOS SOLES

Emilia

Tal vez un día en soledad
En el vacío inmenso de tu alma
Trates de encontrar una verdad
Trates de llenar tu corazón de calma

Quizás… sin querer en aquel día
Puedas recordar aquel momento triste
En que mis lágrimas caían al suelo
En que a mi amor solo un adiós le diste

Porque ese adiós que traspasó mi alma
No solo mató dentro de mí el valor
También yo sé que te causó una herida
Aunque tus ojos dijeran que no.

Y algún día… yo lo sé
Pensarás en mi y aunque distante,
Yo seré de nuevo para ti
Y tú me volverás a amar por un instante.

Yo dejando este mundo tan absurdo
Te amaré pensando en tu mirada
Tu buscando mi recuerdo en el pasado
Algún día sabrás… cuanto me amabas.

Paloma Domitsú / Marta Vargas
Poeta Mexicana
Poema estricto en 1992
(Dedicado en 2022 Para Grace y Emilia)

Inspirado en mis lecturas de adolescente con Emilia Pardo Bazán

Pesadillas de una Ciega

CUENTO MEXICANO

Imagen obtenida de Pixabay

Como recorriendo una lemniscata (el símbolo de infinito), así transcurren algunas historias; al menos eso me parece, en una sarcástica figura donde el principio y el fin, están siempre entrelazados, lemniscatas que se vuelven tan complejas que recrean callejones que pareciera… no tienen salida.

Capítulo 1 – LA PESADILLA

Bí thogi ndunthe ya pa, pe ndunthe ya pa, ar dängu bí be ar de: thä jar jo’mi, pa ndi hñäts’i ma ‘na jar ha: i ho xki thets’i ar dehe. Ho: ntho mar me:ti ya thä. Bí hñeki ar jo’mi pa ndi ‘ñägi ya thä. (El Origen del Maíz, cuento Otomí… Fragmento)

Traducción: Hace mucho tiempo, pero mucho tiempo, la rata robaba el maíz del tapanco para llevarlo a otra tierra, rodeada de agua. La rata era la única dueña del maíz. Agujereaba el tapanco para robar las mazorcas. (El Origen del Maíz, cuento Otomí… Fragmento) **1

Cecilia Caballero una chamaca bien chula y risueña, dicharachera y con la melena alborotada al viento como los elotes, aún a la fecha algunos la recuerdan en el pueblo.

Si, eso dicen… llegó a Temoaya bien chamaca; era muy buena con los hilados, la coloración de telas y la cocina, también le gustaba cantar.

Le pusieron Cecilia por Santa Cecilia, la patrona de los músicos, los poetas y los ciegos. Santa Cecilia prefirió ser torturada hasta la muerte antes que entregar su virginidad, por eso la madre de Cecilia le puso así, a ver si ella rompía con la maldición que había atormentado a las mujeres de su familia, que tarde que temprano los hombres de razón se las acababan cogiendo y llenando de hijas que tarde que temprano alguien más se acabaría cogiendo también. Esa había sido la historia de sus ancestras, que siempre acababan muriendo jóvenes, pobres y llenas de hijas. Las mujeres Caballero. Las malas lenguas dicen que a alguna de sus antepasadas se la había cogido un español, por eso lo de los pelos de elote y la maldición de la malinche.

Sigue leyendo Pesadillas de una Ciega

Indiferencia Mortal

Pobrecitas de las cosas
que se mueren en las manos
por omisos, por preciosas
porque no las valoramos

Que tristeza del momento
que se esfume por completo
cuando el alma está en un salto
al futuro y al pasado

Que angustia vivirá la tierra
que se seca sin el llanto
que ausencia sentirá el cielo
si ya nunca lo miramos

Que paciencia de la vida
que nos sigue iluminando
cuando el miedo solo olvida
que todo lo nuestro es prestado.

Paloma Domitsú / Martha Vargas

Marzo 2022

Perdí mi amigo imaginario

Perdí Mi Amigo Imaginario

Yo estaba segura que hablaba con él
todavía recuerdo sus manos tocando mi piel
jugamos, reímos, bailamos… huimos
dejándonos pistas con pluma y papel.

Los demás, incrédulos sólo nos miraban
envidiosos… escépticos siempre cuchicheaban

Ellos solo podían ver lo permitido
cómo yo iba sin rumbo
y casi… sin ningún sentido
platicando al viento, caminando sola
siguiendo a la nada que extendía su mano,
que yo sinvergüenza
y casi sin prisa siempre acariciaba.
Y salir huyendo… jugar a escondernos
de lo aparente y visible,
para hacer castillos con bloques de imposible.

Sigue leyendo Perdí mi amigo imaginario

Maniquí

Socio, Maniquí, Marioneta, Rostro, Máscara, Apariencia

Capítulo I Introducción al vivir cotidiano

Estoy tratando de ser otra persona 
que escribe canciones  y que todos canten 
y no indescifrables poemas, leyendas necias
realidades evadidas por el mundo asfixiante.

Estoy practicando ser más paciente
mirar de reojo sin mucha atención
para evitar este nudo en mi esencia
y el contemplar que detiene la razón.

Sigue leyendo Maniquí

Desayunando Con Sirenas

Nadie me vendió este cuento
no se trata de una farsa
falsa historia pasajera
que publicara alguien más
¡Me ha pasado esta mañana!
Ingiriendo una poción, que cual sustancia prohibida
me hizo sin más despertar
y lamer los pies al sol que ya se quería asomar.

Sigue leyendo Desayunando Con Sirenas