Desde un principio (El amante lloroso)

regret

Desde un principio establecimos claramente las reglas del juego. Ella las aceptó.

Si, lo recuerdo bien. Ella era así, mágica. Tan mágica como ninguna otra en el mundo. Y yo, puedo decir con orgullo, ¡tuve a todas las mujeres del mundo! al menos en mi mundo, jamás ninguna se me negó.

Seguir leyendo “Desde un principio (El amante lloroso)”

Las oportunidades de completar los recurrentes puntos suspensivos

puntos suspensivos

Voy a retomar el cuento aquel desde donde lo dejé…

¡Ven! Ya va a amaneciendo, te esperaré en el balcón para ver salir el sol, otra vez, emocionados como si fuera la primera

¡Mira! Ya comienza a mostrar su abundante cabellera de fuego, insolente entre las montañas. ¿Por qué nos ilusiona tanto verlo después de haber visto tantos?

A ti tal vez, porqué sabes que a mi me hace feliz ver como se transforma todo

Lo se… no es más que el inicio de la luz que inundará este día

Intenso, breve y pasajero

Tan intenso, como subir aquella montaña pretendiendo renacer o bajar hasta el abismo por la cascada traspasando el suelo, llegando hasta donde se tenga que llegar

De cualquier forma, es renacer, breve y pacientemente, manifestar aquella intención de iniciar ciclos, aunque sepamos que los volveremos a cerrar en el próximo horizonte, senoidal o lineal, el que nos toque

Soltando lo asido en ese momento, para crear el espacio que nos abra a recibir el pan de mañana. De eso se tratan los amaneceres

Renacer para morir de las mil maneras posibles y necesarias que conlleve la existencia, creando con la misma pasión en cada ciclo para…. retomar el cuento aquel

Verdades del Mar
Martha Yolanda Vargas Caballero/ Paloma Domitsú
Foto: Propia – Acapulco 2019, Hotel Boca Chica

La Diosa atea

DIOSA ATEA

Me engañó la mujer que veo reflejada en el ventanal. Le robó a la niña, pero eso hoy, quedará enterrado para ser abono.

Escribo sobre cualquier papel. Revelándome contra mis creencias, dispuesta a cambiar la historia que me he contado las últimas cincuenta mil horas.
Vengo a recuperar mi sueño sincero y profundo, destapando el frasco para que no se mueran las ideas.

Y lo hago revelándome contra mis creencias, y contra las que existen acerca de mi ser. Sin importarme si alguien lo va a entender o no. Ya me cansé de eso
Había que poner un alto, dejar de pensar por y como los demás. Y ese día ha llegado.

Desprendiéndome sin importar cuanto pudiera doler crecer mutar.

Seguir leyendo “La Diosa atea”

Desconfianza

desconfianza

Cuando no eres magia, ¡eres un dolor tan profundo!

Veo el oasis desdibujarse, ¿era un espejismo? Tengo la sensación de haber estado ahí, bebiendo de su agua, disfrutando su sombra. Me aferro con estas palabras a la promesa de eternidad que me regalaste envuelta en sudor y piel, en almas profundas que ágilmente hoy se han escapado adheridas a las farsas de los periódicos.

Sigo creando mundos misteriosos para escaparme de las realidades que duelen, que asustan, incomprensibles, huyendo cobardemente del sin sentido.
¿Sabes? Han venido a buscarme aquí… si, entre los laberintos de metáforas a los que escapo infatigablemente.

Realmente, no tengo la certeza de entender quien realmente quiere estar aquí y eso me asusta, tratar de explicar esta sensación profunda de saber que sé lo que sé desde antes de que fuera.

Ya no sé si quiero asumirme como creadora de esta realidad que me han dicho sostengo, haciéndome responsable de todo lo percibido, o prefiero seguir inventando estos cuentos que sustituyen a Dios.

Quiero encontrar una manera de regresar a la inocencia que hace crear, que me haga creer, encontrar el camino.

Quizás este momento que se avecina, sea el destino ineludible de la muerte que todos tenemos inscrito en nuestra frente y que, por eso, sólo somos capaces de ver en los demás… nunca en nosotros.

Por más pétalos de rosas que dejemos secando en un absurdo intento de eternizarlos… terminarán siendo polvo, o nada, como cada mínima escena de nuestra existencia. Sin embargo, yo los cuido devotamente cada día poniéndolos al sol, simplemente… porque son bellos, seguramente mi muestra de desconfianza.

Paloma Domitsú (Martha Vargas)
Anécdota Mexicana
2019

Imagen Propia.

Llegaste

Llegaste

Llegaste… simplemente llegaste
Desafiando cada norma
Cuando la noche caía y las palabras dolientes
Empiezan a tomar forma

Llegaste, tan tambaleante, tan presente, tan constante
A abrazar mi soledad que ya te estaba esperando
A pedirme que te amara, tan solo a tomar mi mano.

Seguir leyendo “Llegaste”

MALA EDUCACION

Mala educacion

A mí no me va a educar tu metodología engañosa
No cambiará mis palabras, mis pensamientos, mi piel

No termino de entender tus palabras sudorosas
Pidiéndome que se frenen los instintos de mi ser
Mi ser que tiembla por dentro y por fuera se revela
Aunque el sistema que expresas, con tus palabras perfectas
Pretenda todo domar… a mi no me van las reglas

No cambiaría las palabras, ni su orden ni sentido
No vendería mis sentires por unas cuantas monedas
No dejaría que los miedos que pretendes infundirme
Apaguen todo este fuego y me roben los motivos

¿Tú pretendes con engaños sobornar a aquel traidor?
Yo te lo digo muy claro, el que sabe lo que quiere
¡ No revirará su nave, no venderá su timón ¡

Y si mis palabras claras, contundentes, desafiantes
Si mis vestimentas libres y mi pelo delirante
Te parecen un estorbo, una barrera a tus planes
No reeducarás mis formas, ni mis besos, ni mis frases
Para mi ni mis modales, o mis guerras declaradas
Ni mis congruentes acciones, mis planes alucinantes
Tienen sitio en tu cabeza, en tus guerras tan banales

No dejaré que el sistema sea el que dicte las cartas
Que leerán los que tu sigues, que serán las aceptadas
Validadas por aquellos que nos tienen gobernadas

Yo me elevaré libre… en la piel y en los momentos
Mis nervios sienten el frío, y también sienten el viento
Y si educarme tú quieres con los motivos perfectos
De una vez hoy te lo digo, ¡Yo no sigo reglamentos!

Martha Vargas y/o Paloma Domitsú

Imagen: https://pixabay.com/es/graffiti-mural-arte-callejero-508272/

Sociedad

Sociedad

De este mundo plagado de mentiras
Y tan lleno de vanas realidades
Estoy harta y cansada hasta el delirio
Y me muero por morir a sus frialdades

Cansada de tanto buscar sin razón
Realidades más que pretensiones
Un motivo real para llorar
Libertades en vez de prisiones

Seguir leyendo “Sociedad”